Detalle de la resolución

  • Referencia: 157-A-2014
  • Fecha: 2015-05-04
  • Tipo de procedimiento: Apelaciones
  • Tipo de resolución: Definitiva
  • Tipo de solicitante: Persona natural
  • Género: Masculino
  • Institución: Ministerio de Hacienda
  • Sustrato fáctico: [...] [el apelante] requirió a la Unidad de Acceso a la Información Pública (UAIP) del MH información consistente en el nombre del notario de la República de El Salvador al que se le vendieron las hojas de protocolo con la numeración: 10349702, 10349703 y 1034970, así como la fecha en que fueron vendidas. El Oficial de Información del MH entregó la fecha en las que fueron vendidas las hojas de protocolo; sin embargo, denegó el acceso al nombre del notario dado que considera que se trata de información confidencial.
  • Categoría:
    • Acceso a la información
  • Subcategoría:
    • Pública
  • Sana crítica: La sana crítica es entendida como el sistema de apreciación de las pruebas aportadas en su conjunto, y no solo individualmente, conforme a las máximas de la experiencia, la lógica y el correcto entendimiento humano y conocimiento científico, mediante el cual se asigna a cada medio probatorio un determinado valor o se indican las razones por las que no se les otorga valor alguno.
  • Dimensión individual y colectiva del derecho de acceso a la información pública: El DAIP puede justificarse como un derecho individual, en tanto permite ampliar el espacio de autonomía personal; y, como un derecho colectivo, por cuanto revela la utilización instrumental de la información como mecanismo de control institucional de los ciudadanos hacia el Estado. Desde esta última perspectiva el derecho a la información es un derecho público colectivo que se exige a través del Estado para hacer posible la democracia.
  • Limitaciones al derecho de acceso a la información pública: Este derecho [derecho de acceso a la información] no es absoluto, puesto que debe ser ejercido dentro del marco del respeto de otros derechos tales como el derecho a la intimidad, autodeterminación informativa, honor, etc. Así como también en el respeto a los secretos profesional, comercial, industrial, fiscal y bancario. En ese sentido, el derecho de acceso a la información —como los demás derechos— es susceptible dentro de los contornos del principio de razonabilidad. Los límites del derecho de acceso a la información no pueden ser arbitrarios, sino que tienen que estar previamente establecidos por el legislador, de esta manera se previene que la Administración Pública utilice discrecionalmente argumentos encaminados a negar información. Por eso, la LAIP establece tres categorías de información: pública, reservada y confidencial.
  • Información confidencial: [...] la información confidencial es aquella información privada en poder del Estado cuyo acceso público se prohíbe por mandato constitucional o legal en razón de un interés personal jurídicamente protegido. La LAIP establece en el Art. 24 la información confidencial, dentro de esta se encuentra los datos personales que requieran el consentimiento de los individuos para su difusión. Art. 24 LAIP.
  • Bienes fiscales: Este Instituto considera oportuno establecer que, tal como lo mencionó el representante del ente obligado, lo que el notario compró fueron especies fiscales, que constituyen bienes de naturaleza pública y en concreto bienes fiscales. Según lo establecido en el art. 571 del Código Civil, los bienes fiscales son aquellos cuyo dominio corresponde a la República, pero su uso no pertenece generalmente a los habitantes, de manera que el Estado los posee y los administra en forma similar a como lo hacen los particulares con los bienes de su propiedad.
Uniformidad del criterio:

La sana crítica es entendida como el sistema de apreciación de las pruebas aportadas en su conjunto, y no solo individualmente, conforme a las máximas de la experiencia, la lógica y el correcto entendimiento humano y conocimiento científico, mediante el cual se asigna a cada medio probatorio un determinado valor o se indican las razones por las que no se les otorga valor alguno. En este sentido, con relación los documentos aportados- resoluciones- por las partes, más que prueba, son elementos que aportan a los alegatos de sus pretensiones, sobre todo porque lo aportado se trata de resoluciones, las cuales de acuerdo a su naturaleza son públicas, por lo que serán valoradas y analizadas en ese contexto. El mismo criterio es sostenido en la resolución 145-A-2014./ Categorías de la información publica. Este derecho [derecho de acceso a la información] no es absoluto, puesto que debe ser ejercido dentro del marco del respeto de otros derechos tales como el derecho a la intimidad, autodeterminación informativa, honor, etc. Así como también en el respeto a los secretos profesional, comercial, industrial, fiscal y bancario. En ese sentido, el derecho de acceso a la información —como los demás derechos— es susceptible dentro de los contornos del principio de razonabilidad. Los límites del derecho de acceso a la información no pueden ser arbitrarios, sino que tienen que estar previamente establecidos por el legislador, de esta manera se previene que la Administración Pública utilice discrecionalmente argumentos encaminados a negar información. Por eso, la LAIP establece tres categorías de información: pública, reservada y confidencial. El mismo criterio es sostenido en las resoluciones 014 al 034, 038 y 044-A-2014, 142 Y 150-A-2014 y 153-A-2014.

Cambios del criterio:

No especificado

Matices particulares:

No especificado